El segundo boom Español se llama deflación

Deflación: f. Econ. 1. Descenso del nivel de precios debido, generalmente, a una fase de depresión económica o a otras causas.

2. Una reducción en la disponibilidad de dinero o crédito. La deflación conduce a un problema del aumento del desempleo debido a la falta de demanda

Me cuesta decir esto pero es verdad: España ha superado la crisis. Y la ha superado sin perder su identidad, esto es,  a base de chanchullos, amigismos y corrupciones varias, legalizadas rápidamente en el Congreso con el beneplácito de Bruselas, el FMI, Merkel, Draghi, etc. Atrás han quedado las victimas: Fagor, Pescanova, Revilla, los aeropuertos sin viajeros, las carreteras de peaje y el 25% de la población que está en desempleo, subempleo y empleo sumergido. La economía ha dejado atrás a los adultos de la ESO y a los Nini, aquéllos sin conocimientos suficientes (idiomas, informática,etc) para ser productivos en la edad de la información y el Bitcoin.

También hemos dejado atrás aquellos dogmas de ”Alquilar es tirar el dinero”,  “un trabajo para toda la vida” y aquello de que el mercado liberal se autorregula. (que alguien me diga , por favor, cuando ha ocurrido algo parecido)

Pero también hemos recuperado la economía de “comprar sólo lo necesario”  olvidada durante una, dos o tres décadas y a la economía de guardar el dinero bajo del colchón.

Todo esto ha causado no sólo una bajada de precios y de sueldos, al mismo tiempo se ha perdido capital humano, económico e industrial.  Es decir, deflación. La economía ha dado la vuelta, ha girado la rosca, y la dirección que ha tomado ha sido la deflacionaria. De una economía inflacionaria con tipos por encima del 10% desde los años ochenta hasta hoy, una economía deflacionaria con tipos por debajo de 0%.

Qué significa esto ? Deflación significa ni más ni menos que se está reduciendo (o destruyendo) ahorro, dinero, crédito,  deuda es decir,  capital en todas sus formas. Como consecuencia disminuye el consumo, y poco después,  bajan los precios. El precio del petróleo, y comodidades en general, ha bajado un 10% sólo en Agosto, mes donde el consumo eléctrico y de caburantes de dispara debido al uso de aire acondicionado y los viajes turísticos. Esta bajada ha coincidido con la contracción en las economías Alemana, Italiana y Francesa.

No hay más que ir a un aeropuerto o estación de tren para darse cuenta de lo que han cambiado las cosas y por qué el proceso deflacionario va a continuar porque las ruedas de la economía no han terminado de girar.
Hoy en día cualquiera puede salir de casa subir al avión o el tren y cruzar el país y o el continente en unas horas, sin tener que hablar con nadie, simplemente con un billete comprado e imprimido en casa. Este proceso elimina la necesidad de agencias de viajes, azafatas, taquilleros, y casi a los maleteros. Es decir, puestos de trabajos, que ya no volverán.

Pero también se está creciendo económicamente.  Un 0.6 % en los últimos meses. Hay crecimiento, boom, económico, , en un período en el que los precios bajan, deflación.  Estamos asistiendo pues a un boom deflacionario al que nunca antes se han enfrentado los bancos centrales, al menos en la historia económica reciente, la era del petrodólar (1973-?) .

En este escenario de precios bajos el contribuyente sale beneficiado porque todo va a estar más barato, comida, energía, calzado, viajes, etc, En términos económicos significa que 1. aumenta el ahorro de las familias y por tanto la capacidad para pagar deuda o aumentar el consumo,  2. se reducen los beneficios de las empresas y la recaudación del estado.

Es de esperar que este boom deflacionario continúe en España en los próximos meses, trimestres, etc. Por qué ? los precios seguirán bajando debido al parón económio de Alemania, Francia e Italia justo en verano, período en el que toda Europa se va de vacaciones, unido a las sanciones rusas, a la caída del precio del petróleo, y en general el de las comodidades, es de esperar como digo, que haya excedente de todo tipo de productos,

Afortunadamente en España, las ruedas de la economía han comenzado a acelerarse en la dirección correcta mientras que en Europa se han dado cuenta que van en dirección contraria: Laboralmente los españoles somos los chinos de Europa y fiscalmente los nuevos Alemanes. Esta es la economía española de un castellano en el siglo xxi.

Anuncios