Empleos obsoletos

No hay más que ir a un aeropuerto o estación de tren para darse cuenta de lo que han cambiado las cosas y por qué el proceso deflacionario va a continuar porque las ruedas de la economía no han terminado de girar.
Hoy en día cualquiera puede salir de casa subir al avión o el tren y cruzar el país y o el continente en unas horas, sin tener que hablar con nadie, simplemente con un billete comprado e imprimido en casa. Este proceso elimina la necesidad de agencias de viajes, azafatas, taquilleros y casi, a los maleteros.
También me doy cuenta de la cantidad de trabajos que aún existen y que son innecesarios.
Al igual que en el siglo xx El caballo comenzó a desaparecer de la economía, el siglo xxi está viendo como cierto tipo de ciudadano está desapreciendo del las economías avanzadas. En España se habla de los NINIS, ahora son los desempelados que ya ni aparecen en los datos del paro o población activa. Simplemente, no existen para la economía. Han sido reemplazados por robots, máquinas, programitas de ordenador, etc. Y Aún más van a desaparecer.

Los gobiernos están haciendo lo imposible para retrasar lo inevitable como por ejemplo prohibir Uber o Bitcoin para proteger los monopolios del Taxi y del sistema bancario.

Hace unos meses Banesto fue adquirida por Banco de Santander y llevó al cierre de 700 suscursales y todos aquéllos que perdieron su puesto de trabajo en Banesto no van a encontrar suscursales para trabajar. Es decir son puestos de trabajo que han desaparecido y no volverán dejando a miles de trabajadores cualificados sin nada que hacer en su campo.
Al igual que Banesto, Fagor, Revilla, etc han desaparecido.
El ajuste del empleo no ha terminado. La economía sigue avanzando y ya no tiene en cuenta a aquéllos que se han quedado en el camino.
Lo que significa que en el futuro no habrá más consumidores, ni más desempelados, ni siquiera más jubilados…tampoco habrá más niños.

Anuncios